martes, agosto 15, 2006

Gijon



De vuelta de los picos y camino del hotel a Oviedo, era imposible no sentirse tentado en parar en Gijon.